Plan específico de infraestructura, plan de mantenimiento de infraestructura, y diseño y construcción de obras priorizadas en Los Quetzales

Área de intervención: Osa

Componente del Programa Costa Rica por siempre: Efectividad de manejo

Entidad ejecutora: Fundación Ecotrópica

Los Quetzales son abundantes en este parque nacional que lleva el nombre de éste pájaro mesoamericano que, según la Unión Mundial para la Naturaleza, se encuentra actualmente en peligro de extinción. El Parque fue inaugurado en el año 2008, por lo que es el parque más reciente del país y es el hogar de una variedad de especies que se encuentran en peligro de extinción, entre ellas el quetzal, el puma, el jaguar y el tapir. Además, este parque es el hogar de tres tipos de bosques y 14 ecosistemas.

Cuenta con un área de 5.021 hectáreas. El parque lo forman terrenos baldíos y estatales, así como la reserva forestal Los Santos y la reserva biológica Cerro Vueltas, en los cantones de Dota y Tarrazú (San José), y Aguirre (Puntarenas). El parque se está dentro de los límites de la Reserva Forestal Los Santos; sin embargo la categoría de manejo de reserva forestal no ha logrado frenar el avance de la frontera agrícola, y su cobertura boscosa ha disminuido en más de 20%. Por esta razón se consideró cambiar la categoría de manejo de las zonas que tienen los ecosistemas más frágiles, favoreciendo la creación del parque nacional.

Posee bosque de robles en buen estado de conservación, así como nacientes de ríos, una alta producción de agua por la afluencia de humedad del océano Pacífico, especies propias de páramo sobre 3300 metros, flora y la fauna donde se protegen especies como el quetzal, el jilguero, el mozotillo de montaña, el saíno o chancho de monte, el tepezcuintle, los aguacatillos, los palmitos.

A nivel general, el Parque Nacional Los Quetzales debe cumplir con los lineamientos establecidos en su Plan General de Manejo, diseñado para su efectivo funcionamiento. Uno de esos requisitos es contar con el Plan de Infraestructura para definir y establecer el crecimiento a futuro, y permitirle al área silvestre protegida (ASP) planificar y alcanzar las metas relacionadas con las obras a construir o mejorar.

El desarrollo de las inversiones planteadas en el marco de este proyecto, permiten abordar aspectos definidos en el plan estratégico institucional (2016-2020), así como líneas de acción definidas por las Políticas para las áreas silvestres protegidas del SINAC. Esta temática resulta clave y crítica para lograr ejecutar las diferentes actividades administrativas y de gestión de las ASP; el desarrollo de infraestructura debe partir de un adecuado diagnóstico y un plan específico de infraestructura adecuado a los requerimientos de cada ASP, lo que permite optimizar los recursos financieros disponibles. De la misma forma, el contar con la infraestructura adecuada y en buenas condiciones en los diferentes puestos operativos de las ASP, permite que los funcionarios desarrollen sus funciones con eficiencia y eficacia, ya que esta condición les proporcionará una mejor calidad de vida y salud ocupacional en su lugar de trabajo.